Corte Interamericana de Derechos Humanos considera importante caso de sobreviviente de tortura chileno en el exilio

La más alta corte de derechos humanos en las Américas considerará hoy y mañana el importante caso de un sobreviviente de tortura de la era Pinochet en el exilio y de su familia cuando se reúna en Medellín, Colombia. Este año marca el 40 aniversario del golpe militar liderado por el General Augusto Pinochet.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) analizará la demanda del Sr. Leopoldo García Lucero y de su familia, la cual sostiene que Chile les ha negado justicia y una reparación adecuada. El Sr. García Lucero y su esposa Elena tienen alrededor de 80 años y su lucha por obtener justicia continúa.

En 1973, el Sr. García Lucero trabajaba en el Hipódromo de Chile, vivía en un barrio de clase media en Santiago de Chile con su mujer y sus tres hijas, y estaba ahorrando para comprarse una casa. También estaba involucrado en actividades políticas en apoyo al Partido Socialista del Presidente Salvador Allende.

En Septiembre de 1973, sus sueños quedaron truncados cuando Pinochet y el Ejército de Chile derrocaron al gobierno elegido democráticamente y se embarcaron en una campaña de abusos sistemáticos a los derechos humanos. Pocos días después del golpe militar, el Sr. García Lucero fue arrestado y llevado al Estado Nacional, el mayor centro de detención en Santiago, tras lo cual pasó más de un año en otros campos de concentración.

Durante su encarcelamiento y tortura, perdió sus dientes y quedó discapacitado. En 1975, el gobierno de Pinochet expulsó el Sr. García Lucero y a otros prisioneros del país. Aunque las estimaciones varían, se calcula que al menos 200,000 personas fueron expulsadas, según estadísticas oficiales y varios estudios.

El Sr. García Lucero y su familia dejaron atrás familiares, amigos, posesiones y ahorros de toda una vida cuando tuvieron que exiliarse en el Reino Unido. En 1990, la democracia volvió a Chile y su gobierno ha realizado algunos intentos de investigar atrocidades del pasado y proveer reparación a algunas víctimas de ciertos abusos a los derechos humanos.

A pesar de que el Sr. García Lucero sobrevivió al encarcelamiento y la tortura que le dejaron discapacitado, nadie ha sido acusado nunca formalmente por esas violaciones a los derechos humanos. REDRESS argumenta que el Sr. García Lucero no ha recibido una reparación adecuada que tome en consideración su estatus específico como sobreviviente de tortura exiliado con una discapacidad permanente así como el daño sufrido por su familia.

“Mi familia y yo hemos estado esperando a que se haga justicia durante 40 años. Nuestras vidas y nuestros sueños quedaron destrozados por la tortura que sufrí. A mi edad, podría morir en cualquier momento. La única cosa que quiero antes de morir es ver que se ha hecho justicia”, dijo el Sr. García Lucero.

“En el año del 40 aniversario del golpe militar de Pinochet, las experiencias del Sr. García Lucero y su familia, y de otras víctimas de la dictadura militar, no han sido abordadas de forma apropiada por Chile. El y su esposa tienen ya alrededor de 80 años. Han estado esperando media vida. Es hora de que se haga justicia”, dijo Dadimos Haile, Director Interino de REDRESS.

“Estamos pidiendo a Chile que provea una adecuada reparación, de modo que el Sr. García Lucero y su familia puedan vivir el resto de sus vidas de una manera digna, después de esperar a que se haga justicia durante demasiado tiempo”, dijo Clara Sandoval, abogada de REDRESS.

REDRESS llevó el caso del Sr. García Lucero ante la Comisión Interamericana de Derechos Humano en el 2002. El caso fue transferido a la Corte Interamericana en el 2011.

Para más información, por favor contacte a Eva Sanchis, Oficial de Prensa, en REDRESS en el +44 (0) 20 7793 1777 o [email protected]

Nota a los editores:

REDRESS fue fundada por un sobreviviente de tortura británico en 1992. Desde entonces, esta organización sin fines de lucro ha luchado por los derechos de los sobrevivientes de tortura y de sus familiares en el Reino Unido y en otros países. REDRESS asume casos legales en favor de sobrevivientes de tortura, trabaja para asegurar que los torturadores sean castigados y que los
sobrevivientes y sus familias obtienen reparación por su sufrimiento. REDRESS trabaja con otros grupos de la sociedad civil alrededor del mundo para erradicar la práctica de la tortura y para garantizar que los sobrevivientes puedan continuar con sus vidas de forma digna. REDRESS ha intervenido en una serie de importantes casos de tortura. Más información sobre nuestro trabajo está disponible en nuestra página web: www.redress.org.